El 9 de abril la lana reclama su papel como materia prima ecológica en Europa

El 9 de abril se celebra el Primer Día Europeo de la Lana, una fecha simbólica, todavía no oficial, en la que varios países reclamarán la puesta en valor de la lana europea.

Fecha: 09-Apr-2021

Tags: lana

Fuente: Expreso

Alrededor de la European Wool Exchange Foundation, EWE, se han reunido múltiples organizaciones   para sumar fuerzas y visibilizar que la problemática en torno a la lana es común para los productores de ovino del continente.

Los países europeos enfrentan dificultades en toda la cadena de producción de lana, desde la esquila, pasando por el proceso de producción y venta. ¿El factor común? Décadas de  abandon de la cultura lanera y el auge de las fibras sintéticas.

Por todo ello la EWE reclama volver a poner el foco en la lana europea y recuperarla no sólo como materia prima sino como elemento identitario de desarrollo local sostenible.

Los beneficios de la lana

Una de las principales líneas de trabajo de la EWE es visibilizar la lana como una materia prima excelente para la economía circular, haciendo hincapié en la versatilidad de otras aplicaciones industriales, más allá de las conocidas textiles. La lana es una materia reutilizable, renovable y biodegradable que se emplea en sectores industriales como el farmacéutico, de cosmética o del mueble, y que presenta gran potencial para la innovación en otros como la bioconstrucción o la producción de bioplásticos.

Asimismo, los resultados del trabajo con lana en tratamientos terapéuticos, a través de la llamada ‘lanaterapia’, son cada vez más concluyentes de sus beneficios sobre la salud humana.

Por otra parte, las asociaciones impulsoras del 9 de abril reivindican el regreso de la lana a nuestra sociedad como motor de desarrollo sostenible.

En las últimas décadas del siglo XX, la gestión de los rebaños ovinos se derivó hacia la producción de carne o leche, abandonándose el interés de la lana como producto y con ello la cultura agraria de su mejora.

Esta pérdida no sólo ha ocasionado la extinción de varios oficios y saberes tradicionales sino que ha redundado en perjuicio de pequeños ganaderos y ganaderas que ven cómo la lana resultante de la necesaria esquila anual se vende a precios insignificantes , y a veces inferior al coste de la propia esquila. En algunos casos la lana ni siquiera tiene salida comercial, y además, al estar considerada como subproducto ganadero, su posterior gestión como residuo también resulta complicada.

Revalorizar la lana y explorar todos sus múltiples usos y aplicaciones además de como materia textil, posibilitaría una gran oportunidad de creación de empleo sostenible y de futuro en el mundo rural y que la lana volviera a suponer una fuente de ingresos para nuestra tradicional ganadería extensiva de ovino.

Para revertir esta situación, los países vinculados a la EWE proponent iniciativas como la creación de un Observatorio Europeo de la Lana y de un banco europeo de la Lana, que facilitase la mejora de la calidad y el intercambio de conocimiento.

Un día entero de actividades online

El objetivo de esta jornada es visibilizar el potencial y valor de esta materia prima y, sobre todo, crear redes entre los países y aprender de las experiencias que se están llevando a cabo  en cada uno de ellos.

El hilo conductor de las actividades es un streaming ininterrumpido desde las 10 de la mañana que se emitirá en las redes sociales de la EWE. Entrevistas, vídeos y debates para profundizar en buenas prácticas y en aspectos como la trazabilidad, la producción local o el potencial terapéutico de trabajar con lana serán las principales reclamaciones de la jornada.

En España el grupo dinamizador lo conforman las organizaciones Trashumancia y Naturaleza, la Iaia, DehesaLana e Hilandia entre otras. Su propuesta de actividades está recogida en una agenda que se puede consultar en el blog de laiaia.org y que abarca desde tutoriales a cuentacuentos y mercadillos virtuales.

Los links al contenido estarán disponibles durante toda la semana para facilitar su difusión.

Las organizaciones dinamizadoras del grupo español esperan que este sea el primero de muchos más años de celebrar el Día Europeo de la Lana, y que este primer año genere una mayor concienciación social para devolverle a la lana el papel protagonista que siempre tuvo y que puede ayudar a resolver algunos de los retos actuales.